Spanish

Razones por las que los fotógrafos profesionales no podemos trabajar gratis

Estimado comprador potencial de fotografías,

Si ha sido dirigido a esta página, es probable que haya solicitado el uso de una o varias imágenes a cambio de una mínima o, directamente, nula compensación (gratis).

Como fotógrafos profesionales recibimos frecuentemente pedidos de cesión gratuita de imágenes. En un mundo perfecto, a cada uno de nosotros nos encantaría poder responder afirmativamente y colaborar, especialmente con proyectos relacionados con la educación, los problemas sociales o la conservación de recursos naturales. En muchos casos, es justo decirlo, nos gustaría disponer de tiempo y recursos para poder hacer más que solamente aportar fotografías.

Desafortunadamente, las ocupaciones cotidianas hacen que no siempre sea posible contestar a dichos pedidos o que, cuando lo hacemos, sea en una forma breve que no transmite adecuadamente las razones subyacentes a nuestra respuesta.

Las circunstancias son diferentes en cada solicitud, pero hemos encontrado una serie de temas recurrentes que describiremos a continuación con el objetivo de explicarnos más claramente y, de esta manera, evitar que haya malos entendidos o que nuestra actitud sea interpretada como mala voluntad.

Por favor, considere los siguientes puntos de forma constructiva. Esperamos que después de que haya tenido la oportunidad de leerlos, seamos capaces de hablar nuevamente y establecer una relación de trabajo mutuamente beneficiosa.

Las fotografías son nuestro medio de vida
La creación de imágenes es la forma en que nos ganamos la vida. Si cediéramos nuestras imágenes sin cargo o nos tomáramos el tiempo para responder en detalle los pedidos de cesión gratuita de imágenes, perderíamos nuestro sustento.

Sí apoyamos causas nobles con nuestras imágenes
La mayoría de nosotros contribuye con fotografías, y a veces más, a determinadas causas o proyectos que apoyamos. En muchos casos, participamos en forma directa y, en otros, indirectamente a través de personas involucradas en ellos. En otras palabras, está en cada uno de nosotros ceder, de manera selectiva, imágenes sin cargo.

Tenemos limitaciones de tiempo
Independientemente de nuestro deseo de apoyar, es impracticable responder positivamente cada uno de los pedidos de cesión gratuita de imágenes que recibimos. La razón principal es el tiempo que insume responder las solicitudes y el subsecuente intercambio de correspondencia, editar y enviar los archivos, verificar luego la forma en que nuestras imágenes fueron usadas y si eventualmente se cumplió el objetivo propuesto. Toma mucho tiempo responder las solicitudes, y el tiempo es siempre escaso.

El argumento de “no tenemos dinero” es a menudo difícil de sostener
En casi todas las solicitudes de cesión gratuita de fotografías el argumento principal para justificar el pedido es la limitación presupuestaria, o sea, el cliente sostiene que no posee fondos suficientes para pagar.

Este tipo de solicitudes muchas veces provienen de organizaciones con una importante cantidad de dinero a su disposición: grandes corporaciones, organizaciones gubernamentales o incluso ONGs. En general es fácil comprobar, a través de algún documento o presentación pública, que la entidad en cuestión tiene acceso a fondos más que suficientes para pagar una tarifa razonable a los fotógrafos si quisiera hacerlo.

Lo peor de todo es que aparentemente de todos involucrados en estos proyectos, los fotógrafos son los únicos a los que se les pide trabajar gratis. Todos los demás obtienen una remuneración.

Considerando esto, entenderá por qué frecuentemente nos sentimos menospreciados cuando se nos dice: “No tenemos dinero”. Afirmaciones como esa pueden ser interpretadas como una maniobra oportunista con el fin de aprovecharse de personas ingenuas.

Tenemos restricciones presupuestarias reales
Salvando algunos casos, la fotografía no es una profesión muy remunerativa. La elegimos, sin embargo, por nuestra pasión por la comunicación visual, por el arte visual y por la temática en la que nos especializamos.

En los últimos años, el aumento sustancial de fotografías disponibles en Internet, sumado al presupuesto reducido de muchos compradores de fotos, hizo que nuestros ya de por sí magros ingresos se redujeran aún más.

Por otra parte, la fotografía profesional implica una significativa inversión monetaria.

Nuestra actividad es de por sí costosa. Necesitamos comprar cámaras, lentes, computadoras, software, unidades de almacenamiento y más en forma regular. Las cosas se rompen y necesitan ser reparadas. Necesitamos respaldos de nuestra información ya que una simple taza de café puede arruinar literalmente años de trabajo. Para todos nosotros, mantenernos actualizados en términos de equipamiento y software implica una inversión de miles de dólares por año.

Adicionalmente, viajar es una parte importante de nuestra actividad. Gastamos mucho dinero en transporte, alojamiento y otros costos relacionados.

Y por supuesto, y quizás más importante, hay una suma sustancial asociada a los riesgos que corremos así como al tiempo y la experiencia que hemos invertido en volvernos competentes en lo que hacemos. Tomar fotos solo requiere pulsar el disparador de la cámara, crear imágenes implica habilidad, experiencia y juicio.

En resumen, aunque ciertamente entendemos que pueden existir limitaciones presupuestarias, no podemos darnos el lujo de subsidiar a nadie.

El “reconocimiento” no significan mucho
Las solicitudes de cesión gratuita de imágenes suelen, a falta de fondos para pagar, ponderar el “reconocimiento” y la “exposición” que obtendría nuestro trabajo -a través de una marca de agua, enlace a un sitio web o incluso una mención específica- como forma de compensación en lugar de una remuneración económica.

Existen dos grandes problemas con esto.

Primero, el reconocimiento no es una compensación. Después de todo, creamos esas imágenes así que el “crédito” por ellas es automático. No es algo que debamos esperar de la generosidad de un tercero.

Segundo, el reconocimiento no paga las cuentas. Como esperamos haber dejado claro más arriba, trabajamos muy duro para obtener el dinero requerido para reinvertir en nuestro equipamiento fotográfico y demás gastos originados por nuestra actividad. Además de eso, necesitamos dinero para cubrir necesidades básicas como comida, vivienda, transporte, etc.

En resumen, recibir el reconocimiento por una imagen que hemos creado es un derecho, no una compensación. Así mismo, el reconocimiento no sustituye el pago.

“Usted es el único fotógrafo que no es razonable”
Cuando nos hacemos tiempo para responder las peticiones de cesión gratuita de fotos, el diálogo con las personas o entidades solicitantes, a veces degenera en una acusación formal en contra de nosotros. Se nos asegura que todos los otros fotógrafos contactados han cedido con gusto sus imágenes y que, de alguna manera, somos “el único fotógrafo que no está siendo razonable”.

Sabemos que esto no es cierto.

También sabemos que ningún fotógrafo razonable y competente aceptaría condiciones irracionales. Aceptamos que algún fotógrafo inexperto o simples poseedores de cámara pueden llegar a trabajar gratis, pero como reza el dicho: “Uno obtiene aquello por lo que paga”.

Por favor, manténganos al tanto
Suele pasar que cuando aceptamos ceder sin cargo fotografías, no recibimos ninguna actualización o comentarios sobre el desarrollo del proyecto, si se alcanzaron los objetivos propuestos o si nuestras fotos sirvieron de algo o no.

Con demasiada frecuencia ni siquiera recibimos respuesta a los mensajes que enviamos para obtener dicha actualización… al menos, hasta que alguien necesite más fotografías gratis.

En aquellos casos en los que aceptamos ceder nuestro trabajo sin cargo para algún proyecto, por favor tengan la cortesía de mantenernos actualizados sobre los resultados. Un poco de consideración nos hará más proclives a proveer imágenes adicionales en el futuro.

Conclusión
Esperamos que los diversos puntos planteados aquí le hayan ayudado a entender por qué fue dirigido a esta página. Todos somos profesionales y estaríamos encantados de trabajar con usted en una forma que nos beneficie mutuamente.

Creative Commons License
Nota a los fotógrafos: Pueden usar este texto bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual3.0 Unported. Por favor, asegúrense de incluir un enlace a esta página. Si quieren que su nombre sea agregado a la lista, por favor usen el formulario de contacto. Texto de Tony Wu. Traducido al español por Maximiliano Brina.

5 responses to “Spanish

  1. Razones por las que los fotógrafos profesionales no podemos trabajar gratis!!!

  2. A ver si todos por fin podemos concienciar a la gente… Los fotografos de hoy tenemos que vivir con el “¿me puedes pasar una foto?…hay que acabar con ello!

  3. Estoy totalmente de acuerdo, debemos hacer respetar nuestro trabajo

    fc

  4. Muy bueno. Bien la traducción.

  5. gracias por decirlo tan claro , lo comparto en un grupo de fotografos uruguayos en facebook

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s